China toma represalias contra H&M y sus similares

Un ambiente de preocupación rodea a la empresa de moda después de que el gigante asiático impusiera una serie de sanciones en respuesta a la penalización de algunos funcionarios chinos acusados de violar los derechos humanos de los trabajadores de Xinjiang, situada en la región noroeste del país, que se dedica a la producción de gran parte de las materias primas utilizadas por la empresa. La polémica comenzó con un comunicado de H&M en el que informaba de que dejaba de comprar algodón cosechado en los campos de la región de Xinjiang, alegando que no estaba satisfecha con el trato que recibían los trabajadores en el desempeño de sus funciones.

El gobierno chino toma medidas contra las empresas de moda

Esta declaración no pasó desapercibida para el Partido Popular Chino, que no tardó en publicar una declaración en un periódico local en la que señalaba con el dedo a empresas como Nike, Adidas, New Balance y la propia H&M por hacer fuertes declaraciones sobre la producción de algodón de Xinjiang en los últimos dos años. No sería la primera vez que el gobierno chino se pronuncia contra las empresas extranjeras que tienen la audacia de comentar las decisiones políticas tomadas en el país. El partido tiene una clara política de presionar a las empresas para que adopten una postura de opinión cero, aceptando los ideales oficiales del gobierno, en temas que consideran sensibles.

Una situación difícil de resolver para estas empresas

Normalmente, tras una disputa con el gigante asiático, las empresas se retractan y se disculpan públicamente, una medida que utilizan para evitar problemas y seguir a disposición del gran mercado asiático, pero esta situación es más complicada de resolver. Las empresas occidentales están sometidas a una presión constante por parte de sus consumidores locales para que respeten los derechos humanos de todos los trabajadores implicados en sus productos. Queda por ver qué medidas tomarán H&M y otras empresas similares para resolver este problema, que afecta a su continuidad en uno de los mayores mercados del mundo.