¿Comprarías un NFT? Esta es la nueva moda digital

El artista Mike Winkelmann ha vendido su pieza de arte “Beepie” en una subasta de Christie's por US$69 millones, esto no sería raro si no fuese porque el comprador no va a recibir la pintura, en vez de eso recibirá un token digital conocido como NFT

Este token no fungible significa que no puede ser intercambiado porque al final no hay nada que intercambiar, en  términos económicos cuando un valor es fungible, se puede intercambiar, como el dinero, un cuadro o una propiedad.

Entonces, en el mundo digital puedes vender tu NFT, pero solo estarás vendiendo tu vale ya que no son tangibles. En pocas palabras son  como certificados de propiedad de un activo que puede ser físico y virtual también.

Cuando eres propietario de un NFT, se registra en un libro compartido (de manera digital) en donde queda constancia de que eres el propietario de dicho activo. Aunque hay casos en que el autor de una obra de arte vende la obra, pero no los derechos, por lo que puede seguir comercializándola  en copias virtuales, siendo el propietario del NFT el dueño del “original”

Otros artistas han vendido obras y colecciones, despertando el interés por este tipo de transacción que muchos consideran “un timo” por lo irreal de comprar algo que no vas a recibir en físico.

Los NFT se han convertido en una manera  de adquirir piezas de colección de manera digital.

¿En cuanto se valora un NFT? pues el valor lo coloca el vendedor quien oferta cualquier pieza de valor, aparte del ejemplo anterior  tenemos al diseñador Andrés Reisinger quien ha vendido muebles virtuales en subastas on line, hasta por 400.000 euros, hay muchos más casos de este tipo de ventas en el mercado virtual.

Y tú, ¿comprarías un NFT?